jueves, 3 de noviembre de 2011

La fascinación de la noche




Y en aquel día soñé que contigo me encontraba,
en ese sueño disfrutaba en un inmenso vergel.
Tú me prometías ser fiel, y yo ciega en tu amor creí.
Tu corazón yo reconocí en su cimbreante palpitar.

¡Qué hermoso fue soñar! ¡Qué bello era amarte a ti!
Mas de golpe desperté, viéndome en el desamparo.
Perduraba la invención de que todo fuera un sueño.

Como vigorosa flor, tu perfume enseguida percibí.
¡Ho!, si..., mi querido amado, hasta tu calor sentí.
Tu ardor me quemaba tanto que no lo podía reducir;
tuve que acercarme mucho a ti para lograrlo aplacar.

Tu boca apasionada rejuveneció mis ardientes labios,
sujeté mis impulsos para no desfallecer en ese instante.
Aun así, todavía sin pretender, de repente me desmayé.

Mas cuando recordé, en tus brazos me encontré;
y volví a vivir otra vez la misma emoción de placer.
Quise permanecer junto a ti para embriagarme
de la incesante locura de amor que experimentaba.

Amelia Moncada Georgiades

26 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Hoy tu poema desborda erotismo y pasión,perder la noción de estar , desfallecer en aras de la pasión.
¡Magnífico! .
Un beso

Carmen Silza dijo...

Que bello sueño Maria,es cierto que rebosa este poema de erotismo,elegantemente y hermoso...Felicidades y besos..

OZNA-OZNA dijo...

bellos versos nos regalas insigne poeta, cuajados de erotismo , amor y pasión, besinos de esta amiga admiradora agradecida por hacernos participes de ellos.

PEPE LASALA dijo...

Querida Amelia, es todo un placer entrar en tu blog y encontrarse con unos versos tan bonitos que llegan al corazón. Me han encantado, gracias por compartirlos con todos y enhorabuena. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

manolo dijo...

Un poema con mucha fuerza, a la vez de gran ternura.
¿Erotismo? No. Amor.
Un Amor sentido con gran pasión.
Como lo viví y solo me que ya el recuerdo.

Saludos, manolo

Me tendrás por aquí con gran frecuencia, para leerte.
Si quieres conocerme mejor, pincha en mi imagen.

Sneyder dijo...

La fascinación de la noche unida a un apasionado sueño inundado de emoción, placer y mucho amor…
Mi felicitación poeta.

Un fuerte abrazo Amelia

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Mi querida Amélia, no veo mi comentario, y lo dejé. Me acuerdo muy bien de lo que leo, no tanto de lo que comento, pues intervienen otros factores de apreciación.
Me gustó tu poema, pero te decía que no era erótico, sí sensual.
Gracias por volver a poner tu blog accesible, a mi me gusta tal como es.
Gracias
Con ternura
Sor.Cecilia

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Amelia:

Dulces momentos de amor que aunque fueron un sueño, no dejan de ser hermosos, al igual que tus versos.

Un abrazo.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Amélia, la amistad siempre ha sido un pilar importante en mi vida y es algo muy entrañable.
Con ternura
Sor.Cecilia

David C. dijo...

que intensas sensaciones se sienten al leerte.

María dijo...

Sentidos y sentimientos se mezclan haciendo de tus letras un bello poema. Feliz día, Amelia.
Besos

Anouna dijo...

Una entrega llena de Amor; los versos declaran que hay cosas que traspasan los momentos y se hacen perdurables por la profundidad e intensidad con que se ha vivido. Bien por tan preciados sentimientos!

Un gran abrazo!
Anouna

Sneyder dijo...

Gracias Amelia por la visita.

Me alegra saludarte

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias Amélia, estaré unos pocos días fuera en Burriana, a ver si aprendo ese dicho program de contabilidad, si fuesen letras me entrarían más jaja!"!
Gracias por tu visita
Sor.Cecilia

iglesiasoviedo dijo...

Hermoso poema el que nos ofreces, esta lleno de sensualidad y elegancia y es un autentico placer el leerlo.
Un beso.

Miguel de la T.P. dijo...

Estimad@ amig@, como cada año y ya son dos mil doce los que hace que nuestro Señor Jesucristo llego al mundo para asumir y cargar con nuestros pecados, El que quiso ser hombre y nacer tal, pero el hombre apenas lo acepto, y aun mas, lo crucifiquemos, lo lamento de todo corazón. Hoy me dirijo a ti con la sana intención de desearte desde mi punto de vista cristiano una feliz Navidad llena de Paz, Amor y Felicidad, que Dios Niño te colme de vienes, esos vienes que sean de salud y amor, amor hacia uno mismo y los demás, que la pobreza y la enfermedad se vallan erradicando y poco a poco desaparezcan, que no hallan tantos niños muriendo de enfermedades, hambre y miseria que tengamos un poco de nuestro corazón puesto en ellos, que nuestros mayores sean atendidos, puesto que mañana nosotros seremos los nuevos mayores, en fin, se quedan tantas cosas en el tintero, que solo me queda dejarte un pequeño poema y desearte una muy feliz Navidad.

Blanca luna

Pronto llega la luz del alba
Anunciando lo nuevo acontecido
Sendero nevado, bien venido
Sueño que alumbra lo prometido.

Al alba soñaba la blanca luna
Viendo temblar al pobre José,
Que sintió un escalofrío
Al hacerse la Virgen río.

Llorando quedó la noche
Entre pastores y suspiros,
Que deja en un pesebre metido
Al niño Dios recién nacido.

Cayendo quedó la nieve
Sobre el alba de Belén,
Que sintió sobre sí, el bien
Del amor divino florecido.

Marina Fligueira dijo...

Hola mí querida amiga: Cuanto amor y pasión desprende tu corazón, amor divino tesoro, es el motor que mueve el mundo.
Me alegra tanto que lo disfrutes, como si fuera yo misma. Te dejo mi felicitación y mi estima. Gracias Amelia. Un abrazo y se muy feliz.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Amélia, ya he vuelto esta tarde, gracias por su visita.
Con ternura
sor.Cecilia

M. Angel dijo...

Amelia, paso a saludarte y agradecer tu comentario en mi blog, a la vez que leo tu bella poesía.
Abrazo M.Ángel

RAFAEL H. LIZARAZO G. dijo...

Hola, Amelia:

Desde enero hasta a diciembre
pasa el año y se termina,
pero mi vida es alegre
pues tu amistad la ilumina.

Un abrazo.

iglesiasoviedo dijo...

Hermoso y apasionado poema de amor, siempre ese intimo deseo, ser amada y correspondida.
Que seria de nosotros sin amor, que seria de nuestras vidas?.
Un beso.

Amelia dijo...

Muchas gracias a todos mis amigos y amigas por los comentarios tan bonitos que me dejáis ¡Cómo me voy a olvidar de vosotros! Besos

Sneyder dijo...

Vuelvo para darte las gracias Amelia, por pasar y dejar tu comentario.

Un cálido abrazo

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

No, no te olvides de mi mi querida Amélia, que te quiero mucho
Con ternura
Sor.Cecilia

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias querida Amélia
Con ternura
Sor.Cecilia

Renglones dijo...

Hola Amelia: Me gusta tu poema de Navidad.

Publicar un comentario