domingo, 14 de julio de 2013

Versos entusiasmados



















Eres mi horizontes de lagos verdes
y durmientes nevadas encubiertas. 
Vergeles primaverales destacados;
resplandor impalpables de estrellas.

Presurosas golondrinas atraviesan
la distancia en su dificultoso vuelo,
dejando en mí, surcos indisolubles
de roces apasionados sobre mi piel.

Tu rostro sedoso y dulce se refleja
en las mansas aguas de un terso río.
Un afán sin final queda en lo oculto
donde los sentimientos se enaltecen.

El sueño en el cual los sentimientos
 responden cuando mi alma te llama
enriqueciendo versos entusiasmados
anidando entre ardores en el corazón...

Noches de imperecederos recuerdos
que continúan estando sin olvidarse,
aunque quieran echarlos no lo hacen
porque el amor es quien los custodia.

2 comentarios:

Humberto Dib dijo...

Muy bello, Amelia, no sabes cómo te envidio, sanamente, claro, pues jamás me di bien con la poesía.
Cuando leo escritos como el tuyo me sorprende que la poesía sea más que una sucesión de palabras bonitas, sino una forma de vida.
Un fuerte abrazo.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Versos entusiasmados por causa del amor, amor que bien te inspira y te hace suspirar.

Un abrazo.

Publicar un comentario